Archivos Mensuales: febrero 2015

FEBRERO TIENE NOMBRE DE MUJER.

DORIS LESSING

            Antes de que acabe el mes, queremos compartir con vosotras un nombre, un nombre de mujer, escribir en femenino, sacar de debajo de la alfombra del patriarcado a una mujer. En este caso, lo hacemos de la mano de “LA AGENDA DE LAS MUJERES Y LOS LIBROS”: son ellos los que nos presentan a DORIS LESSING, nosotras os la acercamos.

DORIS LESSING

Doris Lessing ganó el Premio Príncipe de Asturias en 2001 y el Premio Nobel de Literatura en 2007, por su «capacidad para transmitir la épica de la experiencia femenina y narrar la división de la civilización con escepticismo, pasión y fuerza visionaria» (así definía su obra el informe de prensa del Nobel de literatura).Nacida en 1919 en Irán vivió en Africa (Zimbawe, África del Sur), en Reino Unido…. Entre sus luchas están la discriminación racial (apartheid), las armas nucleares, la libertad y diversas reivindicaciones feministas.

 

 

“África, Inglaterra, la mujer, las dudas existenciales y las contradicciones del ser humano tienen un papel esencial en su escritura. Calificada como una escritora feminista y militante de izquierdas, Lessing trascendió las etiquetas al hacer visible temas y problemáticas que tocan a todos los individuos al margen de géneros, ideologías y lugares.”

Fuente: EL PAÍS

En este periódico, en 2001, se publicó un artículo de Lessing. (Haciendo clic en el fragmento, podéis leer el artículo completo.)

“Era otoño, empezaba a anochecer, y la calle era un escenario de lucecitas amarillas que sugerían imágenes de intimidad y de gente que ya se había recogido para el invierno. Detrás de ella la habitación se iba llenando de una oscuridad fría, pero nada podía desalentarla: estaba flotando, alta como una nube de verano, feliz como un niño que acaba de aprender a andar.”

Cuando recibió el Nobel leyó un discurso que ella misma tituló “Cómo no ganar el premio Nobel.”  Transcribimos parte de ese discurso publicado en la agenda, que podéis encontrar íntegro en imaginaria.com.ar.

“Pertenezco a una pequeña organización que se fundó con el propósito de abastecer de libros a las aldeas de Zimbaue. Nuestra pequeñs organización conseguía libros de toda fuente posible, pero recordemos que un buen libro de bolsillo editado en Inglaterra costaba un salario mensual. Pero cada vez que llegue una caja de libros a una aldea se la recibirá con lágrimas de alegría. La biblioteca podrá ser una plancha de madera apoyada sobre ladrillos bajo un árbol. Y en el transcurso de una semana comenzarán a dictarse las clases de alfabetización: las personas que saben leer enseñan a quienes no saben, una verdadera práctica cívica.”

LA AGENDA DE LAS MUJERES está (o al menos lo estaba) en LIBRERÍA BADÍA.
Anuncios

ENTRADAS GRATIS

entrada gratis

¿Por qué un empresario te deja entrar gratis en su discoteca? Porque quiere atraer a los inversores: los hombres, que son los que pagan la entrada.


Este ‘privilegio’ se ‘vende’ como una “ventaja” para las mujeres, por medio de la supuesta discriminación positiva. Pero lo cierto es que las ‘vendidas’ somos nosotras: somos el reclamo, el cebo, el objeto expuesto para atraer a los hombres, conocedores del funcionamiento de este tipo de “publicidad” donde se anuncia un producto muy jugoso: mujeres.


Como dueñas de la emancipación de nuestras vidas y nuestros cuerpos, las mujeres podemos y debemos decidir si queremos participar o no en situaciones como esta y en qué medida, siempre siendo conscientes de la dinámica de mercado que ello supone. Pero, sobre todo, no podemos permitir que, como mujeres, se nos acuse de “aprovecharnos” de una dinámica que, en los términos en que está planteada, significa convertir a las propias mujeres en objetos.


¡Las mujeres no somos productos! ¡Las mujeres no somos objetos!


Federación Local de Valencia
Confederación Nacional del Trabajo (CNT)

Las mujeres y sus cuerpos


Lo hemos tomado prestado de: www.enpositivo.com (clic para visitar).

Son las mujeres las únicas con autoridad para tomar decisiones sobre sus cuerpos

Mi cuerpo. Tu cuerpo. Su cuerpo.
Todos los seres tienen cuerpo. El ser está determinado por su corporalidad. Cuando el cuerpo muere “se deja de ser” y, según las creencias, bien se “pasa” a otra dimensión, en cualquier caso, incorpórea, bien desaparece. La muerte es la desaparición del cuerpo, por tanto la dimensión vital está determinada por la existencia del cuerpo.

Cuando analizamos el uso social y cultural, incluso económico, del cuerpo de las mujeres lo más llamativo es la enajenación de las mujeres hacia su propio cuerpo pues lo “deposita”, sin resistencias (gracias a la educación formal e informal), para cumplir las finalidades que la sociedad, la cultura y la economía les tienen reservadas.

Así, el cuerpo de las mujeres es receptáculo de vida para garantizar la reproducción de la especie, más allá del deseo y de la voluntad que las propias mujeres tengan en reproducirse, hasta el punto que “ser mujer” aún hoy está directamente relacionado con la maternidad (de ahí los obstáculos para que las mujeres tomen decisiones sobre la interrupción voluntaria del embarazo).

Por otra parte, el cuerpo de las mujeres es objeto de placer teniendo que adecuarse, con la complicidad de la ciencia (operaciones quirúrgicas, dietas, cosmética, modas…) y de los medios de comunicación, a los gustos y deseos de quienes sueñan gozarlo, generando pingües beneficios a las industrias “de la belleza” y homogenizando las identidades, simbolizadas en la diferencia corporal, ajustándolas al ideal del deseo masculino (en las sociedades androcéntricas y supuestamente democráticas), diluyéndolas en siliconas, sometiéndolas a tallas imposibles y en reestructuraciones fisiológicas (ver cualquier catálogo de operaciones estéticas que ofrece la cirugía actual).

Además, el cuerpo de las mujeres está poseído por las culturas patriarcales más arcaicas que depositan en él su honor y su honra y, para preservarlas, es ocultado a la mirada -al deseo- de quienes pueden quebrar el honor y la honra de su dueño (otro hombre), o bien son extirpados sus órganos de placer (ablación, castración, etc.) para evitar que el propio deseo de las mujeres quiebre “su voluntad obediente” de someterse al mandato patriarcal.

Pero también el cuerpo de las mujeres es mercancía, de hecho la trata de mujeres y la prostitución es uno de los negocios “globalizados” más lucrativos, aunque no sólo, ya que el trabajo doméstico y de cuidados (que desarrollan las mujeres de manera gratuita, incluidas las religiosas), supone, en España, el 40% del Producto Interior Bruto… Situaciones, éstas, que no son sino resultados del ejercicio de la violencia estructural y cultural que se ejerce sobre el cuerpo de las mujeres, es decir, sobre los seres humanos mujeres colonizados por un modelo de poder androcéntrico y patriarcal, que justifican y dan sentido a la violencia directa manifestada en la violencia de género, los asesinatos de honor, las violaciones, los abusos sexuales, los feminicidios…

Una de las principales aportaciones del Feminismo ha sido reivindicar que el cuerpo de las mujeres les pertenece a ellas, y sólo a ellas, a cada una de ellas, de modo que son las mujeres las únicas con autoridad para tomar decisiones sobre sus cuerpos, sobre sus vidas, sobre sus identidades, sobre su ser, devolviéndoles el estatuto de sujeto que el poder insiste en arrebatarles y/o desconocerles.

Por ello, con la A dedica este número al cuerpo de las mujeres, dando cuenta de las causas que lo someten y de los diferentes obstáculos que, todavía hoy, tenemos que superar, que eliminar.

Alicia Gil
Lda. en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Valencia. Experta en Género, Igualdad, Organizaciones y Transferencia.

Fuente: “Con la A”

 

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

Cartell Internet

Con motivo del día 8 de marzo, día de la mujer, os proponemos (entre otros actos) la posibilidad de colaborar con vuestras creaciones en una esposición fotográfica.

 

La temática: LA MUJER. Cada una nos podéis dar vuestra visión de la mujer o una parte de ella. La mujer en casa, alguna reivindicación, mujeres que os hayan marcado… ¡totalmente libre! Queremos compartir entre todas las múltiples visiones de la mujer de hoy, de ayer; sus luchas, sus conquistas, su día a día. Colabora con nosotras para mostrárselas a Fraga.

Las bases, en el cartel.

La exposición tendrá lugar en Bar Euterpe y se ampliará en función de las participantes.

Las fotografías (que no tiene por qué estar pensadas para la ocuasión, posiblemente tú tengas alguna que tenga relación y quieras exponer) se habrán de entregar antes del día 1 de Marzo (incluido) listas para colgar en el Bar Euterpe- Pza España.

 

Os esperamos a todas para mostrarle al mundo lo que tenéis que decir sobre la mujer.

¡Nos vemos!