Archivo de la etiqueta: patriarcado

Tren de la libertad.

Tren de la libertad.

Anuncios

8 de marzo. Manifiesto.

8 DE MARZO. DÍA MUNDIAL DE LA MUJER.

El día 8 de marzo se celebra el día de la mujer. Pero nosotras nos preguntamos ¿qué hemos de celebrar? Durante años, y más últimamente, nos han dicho que YA éramos iguales, que lo habíamos conseguido, que el feminismo y su lucha por la equiparación de derechos ya no eran necesarios, que los extremos no nos llevarían a nada. Bien, pues esto…¡¡NO ES CIERTO!!
La filósofa española Amelia Valcárcel nos afirma que: “La feminización de la pobreza es un hecho. La falta de oportunidades de empleo acordes con la formación, otro. El acoso y, cuando cabe, la violencia, otro más. Todo ello para un colectivo cuyo único defecto visible parece ser el no haber tenido la previsión de nacer con otro sexo”.

No es cierto que nos traten igual que a los hombres: las mujeres asesinadas son más día a día (más de 560 asesinatos desde 2010), las cifras en femenino de violencia sexual son angustiosas (1 mujer es agredida cada hora en España), la educación vetada a niñas sólo por serlo (todavía 533 millones de niñas son analfabetas por motivos sexistas, el número de niños es muchísimo menor), los trabajos en el hogar siguen sin ser reconocidos ni agradecidos más bien impuestos a la mujer (el hogar y la familia continúan recayendo en mujeres: la equidad no es ni total ni real), la violencia obstétrica (abuso de medicalización en los partos, aumento del número de cesáreas, apropiación de los derechos reproductivos de las mujeres, pérdida de autonomía de la mujer y de intimidad…), el papel de cuidadoras de personas enfermas recientemente empeorado por el cambio en la ley de dependencia (el perfil de persona cuidadora sigue siendo una mujer de entre 40 y 60 años)… esto en términos generales. Si hablamos del ámbito laboral nos encontramos con datos reveladores de la actual situación de la mujer:
– según la UE, la diferencia salarial en España es del 24% entre hombres y mujeres y en Aragón del 30%, nos superamos. Sólo por ser mujer trabajas gratis más de 60 días al año. Somos, además, uno de los pocos países europeos en el que esta brecha de diferencia sigue aumentando.
– el techo de cristal, esa barrera que parece que no está pero nos frena. En España a pesar de que las mujeres tituladas en la universidad supera con creces al número de hombres, sólo representamos el 10% de los cargos en los consejos de dirección de grandes empresas.
– las mujeres con descendencia o en edad de tenerla se encuentran con grandes dificultades para incorporarse o mantenerse en el mercado laboral. Estas mujeres son desprestigiadas y atacadas públicamente por asociaciones empresariales que nos dicen que somos “un problema”. “Porque como se quede embarazada, nos quedamos con el problema” nos dicen los empresarios.
– estadísticamente, somos las mujeres las que aceptamos peores trabajos peor remunerados y en peores condiciones laborales.
– Somos también nosotras las que sufrimos acosos en los centros de trabajo, a las que nos despiden si alzamos la voz.

Repito pues, ¿Qué hemos de celebrar? No hemos de celebrar NADA. Tenemos que juntas, con vosotros también porque os necesitamos en esto, luchar, LUCHAR y LUCHAR. Seguir alzando la voz, que nos oigan aunque se tapen los oídos.
Que todas las mujeres que han sido de una u otra forma violentadas y maltratadas por esta sociedad machista y patriarcal a lo largo de los tiempos; por sus guerras, por sus huelgas, por sus sueños..que eso no quede en nada.
Porque ellas, nuestras nietas, no tengan que enfrentarse a más días de trabajo gratis, ni amenazas, ni despidos, ni ataques gratuitos, etc. sólo por ser lo que somos: por ser mujeres.
Para concluir este manifiesto e invitaros a reflexionar, os dejamos esta cita de Shirin Ebadi, abogada y activista iraní.
“Las mujeres constituyen la mitad de la población en todos los países. Apartar a las mujeres y excluirlas de la participación en la vida política, social, económica y cultural significaría, de hecho, tanto como privar a la población de cualquier comunidad de la mitad de sus capacidades”.

FEBRERO TIENE NOMBRE DE MUJER.

DORIS LESSING

            Antes de que acabe el mes, queremos compartir con vosotras un nombre, un nombre de mujer, escribir en femenino, sacar de debajo de la alfombra del patriarcado a una mujer. En este caso, lo hacemos de la mano de “LA AGENDA DE LAS MUJERES Y LOS LIBROS”: son ellos los que nos presentan a DORIS LESSING, nosotras os la acercamos.

DORIS LESSING

Doris Lessing ganó el Premio Príncipe de Asturias en 2001 y el Premio Nobel de Literatura en 2007, por su «capacidad para transmitir la épica de la experiencia femenina y narrar la división de la civilización con escepticismo, pasión y fuerza visionaria» (así definía su obra el informe de prensa del Nobel de literatura).Nacida en 1919 en Irán vivió en Africa (Zimbawe, África del Sur), en Reino Unido…. Entre sus luchas están la discriminación racial (apartheid), las armas nucleares, la libertad y diversas reivindicaciones feministas.

 

 

“África, Inglaterra, la mujer, las dudas existenciales y las contradicciones del ser humano tienen un papel esencial en su escritura. Calificada como una escritora feminista y militante de izquierdas, Lessing trascendió las etiquetas al hacer visible temas y problemáticas que tocan a todos los individuos al margen de géneros, ideologías y lugares.”

Fuente: EL PAÍS

En este periódico, en 2001, se publicó un artículo de Lessing. (Haciendo clic en el fragmento, podéis leer el artículo completo.)

“Era otoño, empezaba a anochecer, y la calle era un escenario de lucecitas amarillas que sugerían imágenes de intimidad y de gente que ya se había recogido para el invierno. Detrás de ella la habitación se iba llenando de una oscuridad fría, pero nada podía desalentarla: estaba flotando, alta como una nube de verano, feliz como un niño que acaba de aprender a andar.”

Cuando recibió el Nobel leyó un discurso que ella misma tituló “Cómo no ganar el premio Nobel.”  Transcribimos parte de ese discurso publicado en la agenda, que podéis encontrar íntegro en imaginaria.com.ar.

“Pertenezco a una pequeña organización que se fundó con el propósito de abastecer de libros a las aldeas de Zimbaue. Nuestra pequeñs organización conseguía libros de toda fuente posible, pero recordemos que un buen libro de bolsillo editado en Inglaterra costaba un salario mensual. Pero cada vez que llegue una caja de libros a una aldea se la recibirá con lágrimas de alegría. La biblioteca podrá ser una plancha de madera apoyada sobre ladrillos bajo un árbol. Y en el transcurso de una semana comenzarán a dictarse las clases de alfabetización: las personas que saben leer enseñan a quienes no saben, una verdadera práctica cívica.”

LA AGENDA DE LAS MUJERES está (o al menos lo estaba) en LIBRERÍA BADÍA.

#MutilacionGenitalFemenina

Cuatro niñas son mutiladas cada minuto en el mundo.

Fuente: Amnistía Internacional.

La mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos.

Fuente: OMS, 2012.

La MGF viola derechos de mujeres y niñas, entre ellos su derecho a la vida, a la salud y a la integridad física. Ha llegado el momento de que el Gobierno Regional intervenga y adopte medidas concretas para eliminar esta práctica perjudicial, porque simplemente no va a desaparecer por sí misma.

Fuente: Human Rights Watch (NadyaKhalife, investigadora sobre los derechos de la mujer en Oriente Medio para Human Rights Watch)

El Estado Islámico ordena la mutilación genital de mujeres en Irak.

Fuente: ONU, 2014.

Más de 130 millones de niñas y mujeres han sufrido alguna forma de mutilación genital femenina en los 29 países de África y Oriente Medio en los que esas prácticas perjudiciales son más comunes. Además del profundo dolor físico y psicológico que sufren, las niñas a las que se somete a mutilación genital femenina corren peligro de hemorragias prolongadas, infecciones, infecundidad y muerte.

Como promedio, una adolescente actual tiene una tercera parte menos de probabilidades de sufrir mutilación o ablación genital que hace 30 años.  En Kenya y Tanzania, las tasas de esas prácticas se han reducido a una tercera parte de los niveles de hace tres décadas. Eso se logró mediante una combinación de movilización comunitaria y aprobación y aplicación de normas judiciales. En la República Centroafricana, Irak, Liberia y Nigeria, la prevalencia se redujo a la mitad. También se está produciendo un cambio de actitudes, ya que los datos recientes indican que la mayor parte de la población de los países donde se practica la mutilación genital femenina cree que ésta debería desaparecer. A pesar de ello, y debido a la intensa presión social, la mayoría de esas personas continúa obligando a sus hijas a someterse a esas intervenciones.

Sin embargo, de no producirse acciones más intensas y sostenidas por parte de todos los componentes de la sociedad, cientos de millones de niñas seguirán sufriendo daños profundos, permanentes y absolutamente innecesarios.

Fuente: Cumbre de la NIña, 2014. UNICEF.