MANIFIESTO MARZO VIOLETA. 25N contra la violencia machista

 

MANIFIESTO LEÍDO EL DÍA 25/11/2014 EN EL ACTO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN FRAGA, HUESCA.

Hoy, 25 de noviembre, “Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres” hemos acudido aquí al Segoñé con el lema “(PRO)TEJIENDO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO” para pronunciarnos públicamente a favor de la igualdad y contra la violencia que muchos hombres ejercen sobre las mujeres.

Más de 50 mujeres muertas en España en lo que llevamos de año. No aparecen los suicidios, la locura y las muertes por pena, abandono y dolor. Miles, cientos de miles de mujeres viven atemorizadas ante una continua situación de terror físico y psicológico en casa. Vejaciones, violaciones, insultos, golpes, menosprecio. Incertidumbre, indecisión antes de denunciar o no hacerlo. Y todo esto en casa, lugar donde resguardarse y sentirse protegida. Y a manos de quienes dicen amarlas; son sus maridos, novios o parejas los que maltratan a las mujeres que, supuestamente, más quieren. Son los hombres de la propia casa, los que provocan tanto dolor.

Los hermanos, hijos, amigos, compañeros de trabajo se preguntan “¿y yo dónde estaba mientras pasaba esto?¿y si hubiera…?”
Los maltratadores son hombres comunes, ciudadanos típicos, en muchos casos modélicos. Son hombres que basan su seguridad personal en valores que representan el estereotipo tradicional masculino; la imposición a través de la fuerza física, la competencia, la agresividad y un estatus de superioridad y privilegio con respecto a la mujer. Son hombres que no están siendo capaces de reconvertirse hacia un tipo de relaciones igualitarias, basadas en el respeto mutuo.

 Al tradicional desprecio desde la supuesta superioridad masculina y al miedo a la libertad de las mujeres, ahora se une un nuevo odio, que brota de la envidia por su capacidad de mejorar y superarse a sí mismas.

Sin duda alguna, es la situación más grave, por injusta y por extendida, que vive nuestra sociedad.

Un drama que no es privado, que es público que está en la raíz de nuestra sociedad y no es responsabilidad exclusiva de los agresores. Si los maltratadores se encontraran con un rotundo no, con un contundente rechazo social, especialmente por parte del resto de los hombres, la violencia de género se reduciría muy considerablemente. La violencia existente en la sociedad es la suma de la violencia que cada una de las personas que la componen genera y la que es capaz de tolerar y asimilar. Cada gesto, actitud o comentario peyorativo y discriminatorio contra las mujeres, aumenta la permisividad y abre el camino hacia los malos tratos.

Con este manifiesto queremos pedir:

  • Que las mujeres tengan una respuesta inmediata y efectiva cuando piden ayuda, garantizando su seguridad y propiciando su bienestar y el de sus hijos e hijas
  • Que todas las instituciones se coordinen para atender a los menores que son víctimas de violencia de género.
  • Medidas que fomenten la igualdad real entre hombres y mujeres, desde la educación, desde los medios de comunicación y desde la familia.

Agradecemos el trabajo de las instituciones, profesionales y asociaciones implicadas en la atención y prevención de la violencia de género. Más ahora, en época de crisis, cuando la disminución de recursos se une al riesgo mayor de perdida de libertades y aumento de la violencia.

Agradecemos el compromiso y colaboración de estas mujeres de que nos PRO-TEJEN, elaborando con ganchillo el símbolo femenino. Nos interesa su opinión y experiencia como representantes de varias generaciones y promotoras del cambio social que estamos viviendo las mujeres. Queremos que sirva de homenaje a estas mujeres, que con todos los miedos y amenazas de un sistema patriarcal que ofrecía como única alternativa al sometimiento la soledad y el abandono, han optado por fomentar la independencia económica de sus hijas y con todas las contradicciones, las van apoyando en la independencia emocional. No lo habéis tenido fácil y lo estáis haciendo muy bien. Gracias!

Aún así parece no ser suficiente el esfuerzo realizado para impedir la muerte y el maltrato.

Marzo violeta además, entendemos por PRO-TEJER:

* Desde el ámbito educativo(educar y coeducar, que se hable más de coeducación en escuelas e institutos, incidir en la educación emocional y modelos de relación diferentes),

* Desde el sanitario(capacidad de decisión sobre el propio cuerpo, salud y libertad sexual y atención a enfermedades prioritariamente femeninas),

* Desde el ciudadano en general…(defender independencia económica , hacer explicito y denunciar el sexismo desde los medios de comunicación y un mayor compromiso personal y asociativo con este tema, que nos hemos relajado mucho. El feminismo, que ha sido bandera identitaria de muchas asociaciones, parece no estar de moda)

-Facilitar redes de mujeres, espacios de relación. Ninguna mujer sola. El aislamiento es gran cómplice del maltratador.

-Estar alerta, responder y penalizar cualquier manifestación violenta y/o sexista – chistes, lenguaje, insultos, modelos de belleza,…-

-Confiar y repensar un futuro diferente también para nuestros hijos varones. Los supuestos privilegios de su condición masculina son también una condena.

Esta declaración ha sido elaborada por el colectivo MARZO VIOLETA. Algunos párrafos los hemos sacado del Manifiesto de los hombres por la igualdad, contra la violencia de género GRANADA

– Convencidas de que la independencia y confianza en las mujeres es un arma decisiva contra las agresiones machistas, ahí va un Poema de Begoña Abad dedicado a todas nosotras, aunque ella lo escribió para su nieta:

“Si algún día vienes a mi vida,

tendré que explicarte que eres una diosa.

Que nadie tiene derecho a olvidarlo.

Que nadie tiene permiso

para tratarte como otra cosa.

Te enseñarán a leer, a escribir.

Aprenderás a contar,

a manejar los cubiertos,

a vestirte, a caminar,

pero todo deberás hacerlo

sin olvidar que eres una diosa única,

irrepetible, valiosa

y que sólo saber eso te hace libre.

No necesitas sino de ti, para aprenderlo,

pero yo te lo repetiré cada noche

para que no lo olvides,

porque quizás un día

un príncipe azul te quiera para él

y entonces tendrás que saber

que los príncipes azules no existen

y que las diosas no tienen dueño.

   Begoña Abad

Cómo aprender a volar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s